María Santísima del Mayor Dolor

   Imagen de la Santísima Virgen del Mayor Dolor, de candelero, tallada en madera de flandes policromada, fue realizada en el año 1762, por el maestro escultor Benito Hita del Castillo.

 

   Realizada en un principio de busto con manto esculpido sobre su cabeza, la adaptó al tipo de candelero un monje de la Comunidad Carmelita de Carmona en el año 1925. Mide desde la cabeza al suelo 168 centímetros.

 

   Representa el gesto de dolor, con la cabeza inclinada hacia el hombro derecho y ligeramente hacia abajo, de singular belleza en su exquisita expresión dolorosa. Y presenta las manos entrelazadas, como buena dolorosa andaluza castiza, al igual que muchísimas imágenes de la época.

   La orfebrería de su paso procesional es de los Sres. Hijos de Juan Fernández, en metal cincelado y plateado según diseño de D. Francisco Fernández Barranco. Los respiraderos del año 1971, varales de 1973, corona en plata sobredorada del mismo año, peana del 1975. En el transcurso del Triduo a la Stma. Virgen en el año 1987, se bendice una pequeña imagen de Santa Ángela de la Cruz, que desde entonces figura en la delantera del paso. Desde los años 1.993 al 1.997, los mismos orfebres realizan en alpaca cincelada y plateada, juego de jarras y candelería, así como faroles de entrevarales, y de cola, completándose el conjunto con otros dos de igual diseño, algunos años después, efectuados por los Hermanos Fernández –Nietos de Juan Fernández Gómez.

   La Stma. Virgen se cubría con manto de terciopelo de Lyón, color burdeos, con bordados del Siglo XIX, en su delantera. Sobre ella, toca de malla de oro bordada por el Taller de la Hermandad, según diseño de Sr. D. Francisco Fernández. La Virgen posee tres sayas bordadas, una sobre tisú de plata, reformada por las Rvdas. Madres Adoratrices, con bordados del Siglo XIX; otra al igual que la anterior, con bordados de oro a realce con diseño del ya mencionado; y otra sobre terciopelo azul, con diseño de nuestro hermano D. Manuel Fernández García, con bordados en oro. Las dos últimas sayas mencionadas fueron bordadas por el Taller de la Hermandad.

 

   El paso fue remodelado para la Semana Santa de 2008, ganando an anchura y altura. Los trabajos de orfebrería fueron efectuados por los Nietos de Juan Fernández Gómez. La remodelación finalizó en 2009 con la ejecución de nuevo techo de palio y bambalinas, aprovechando los caireles de las bambalinas antiguas, y la remodelación del poyero del manto, luciendo la Virgen desde entonces manto liso de tercipelo de Lyón, color burdeos igual que el anterior.